Un moteño en la inquisición (1603)

inquisicion Francisco Ramírez del Vado fue un moteño (esto es: natural de la Mota del Cuervo, provincia de Cuenca) fanfarrón y petulante que vivió en tiempos de don Quijote. ¿Quién nos dice que no conociera a la mismísima Aldonza Lorenzo que vivía en el pueblo de al lado? El caso es que este tal Francisco, debió de recorrer el mundo como soldado de su majestad, quizá en las campañas de Felipe II, que murió en 1598, cuando mi paisano tenía unos 35 años.
Me imagino yo que cuando volvió al pueblo debió de presentarse poco menos que como capitán general y que las gentes de entonces, que lo más lejos que habrían llegado en su vida habría sido a segar a Tembleque, escucharían sus bravuconadas con admiración y respeto. Hasta que alguno se cansó de tanta tontería y lo denunció a la inquisición, y aquí no se juega. Terminó con el rabo entre las piernas y con un regalito de doscientos azotes y destierro por seis años. Estoy seguro de que cuando volvió al pueblo lo hizo con más humildad.

Aquí está el fallo de la sentencia, publicado por

Julio Sierra en “Procesos en la inquisición de Toledo. 1575-1610.” Ed. Trotta. Madrid 2005.

inquisicion3

La ortografía es la del escribiente, que llama la atención porque no eran aquellos tiempos los del infante don Juan Manuel ni de Berceo, sino de Cervantes, de Mateo Alemán, de Lope de Vega… En fin, que ya se escribía con una ortografía medianamente normalizada en aquella época. Aunque, viendo cómo escriben ahora muchos por internet, o whatsapp, quizá no nos llame mucho la atención la escritura de aquel escribiente del siglo XVII.

“Causas despachadas en auto publico de fee en la Inquisiçion de Toledo, domingo, primero del mes de junio 1603 años.

FRANCISCO RAMÍREZ DEL VADO, soldado, natural de Mota del Cuerbo, de edad de 40 años. Tubo çinco testigos mayores de aver comido carne en dias prohibidos y aver dicho lo podia açer porque era moro, y que de parte de su madre era judio y de parte de su padre turco y aver dicho que no creya que Nuestra Señora avia parido virgen ni que Dios hera hijo de la Virgen sino de algun santo y que no creya sino en Mahoma, que era su santo, y que los chistianos creyan en unos palos y que para que conffesaban con otros hombres, y de aberse afirmado en las dichas heregias y dicho que avia renegado en Oran, y que el y unos moros avian despedaçado un cruçifijo, y que dijo era espia de moros y se avia procurado bolber con ellos y no avia podido. A la acusaçion y publicaçion respondio aver dicho alguna de las cosas referidas por que le soltasen de la carçel de donde estaba preso y le trujesen a la Inquisiçion, y otras refiriendo que las deçian los moros, mas que el no las creya, y que era catholico cristiano y no avia hecho cosas contra nuestra santa fee. Alego en sus defensas quera [loco] a tiempos y que avia hecho muchas locuras, y de las diligençias que sobrello se hiçieron resulto que unos no le tenian por dentendimiento y juyçio y otros le tenian por bellaco, y acusado y recibido en consulta fue botado auto publico de fee, abjuraçion de levi, doçientos açotes y desterrado del distrito desta Inqjuisiçion y de su lugar por seys años.”

Anuncios

Un comentario sobre “Un moteño en la inquisición (1603)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s